La Coctelera

Observando, que es gerundio...

y si nos apuramos se nos va el tren

22 Septiembre 2014

Me mudo... por imposición

Después de muchos años, y sin la actividad que hubiera querido tener, me mudo... por imposición. Me encontraréisaquí:

http://lascosasdemoss.wordpress.com/

Muchas gracias al equipo de La Coctelera y a The Cocktail Experience por todos estos años de libertad.

¡Buena caza y mejores lunas!

6 Junio 2012

Medios de conversación

Hoy me quiero centrar en los Medios de Comunicación.

Tradicionalmente nos hemos informado a través de periódicos, radio y televisión principalmente. Cada uno de nosotros seleccionaba los medios confiables dependiendo de su color político, religión, afinidades... y algunos se conviertían casi en hooligans de pensamiento único; algunos intentábamos beber de distintas fuentes para obtener una imagen lo menos viciada posible.

Con la universalización de internet y el acceso a redes DSL -siempre en precios muy superiores a los que deberíamos- en nuestras casas, nos ha permitido facilitar esa labor. Podemos abrir varias pestañas en nuestro navegador y acceder a contenidos de distintas fuentes para contrastar.

La apertura de la "Capa Social" en los soportes de los distintos Medios de Comunicación y los blogs nos permitieron participar de las opiniones y empezar a colaborar en generar opiniones.

Por último las Redes Sociales han permitido abrir nuevos medios de comunicación iniciados por los usuarios. Un usuario y sus seguidores pueden sintetizar noticias, enriquecerlas con distintas fuentes, agregar opinión y viralizarlo.

Pero los Medios de Comunicación se han quedado ahí. Sí, se publican noticias en las distintas Redes Sociales, se intenta viralizar contenido, pero los usuarios demandamos más, queremos que se conviertan en Medios de Conversación, en los que podamos participar, comentar, enriquecer, crear, estemos en la Red que estemos.

Creo que el modelo de Huffington Post se asemeja algo a lo que debería ser un Medio de Conversación, a pesar de la controversia de un modelo de negocio que se sustenta en proporcionar contenidos creados de forma gratuíta (los artículos son pagados con ego digital).

30 Enero 2012

Inteligencia Social

Gracias a la evolución de la tecnología ya la sensibilidad de los distintos departamentos de Marketing, eCommerce y eBusiness de las compañías, hoy en día tenemos la posibilidad de tomar decisiones basadas en datos. Herramientas como la Analítica web, los análisis de rendimiento o de reputación online, nos proporciona una ingente cantidad de datos que nos permiten modular nuestro negocio.

Lo más habitual es considerar esta información se analice de forma disgregada; los datos de analítica web se pasarán al departamento de Marketing para determinar el estado de las conversiones de nuestro canal online; los datos de reputación se pasarán al departamento de Comunicación para determinar la percepción de marca; los datos de rendimiento se pasarán al departamento de Tecnología para determinar si la infraestructura de que disponemos soporta las peticiones de información.

Hay algo que falla en esta imagen. Toda esa información disgregada tiene un alto nivel de solapamiento. Los análisis de rendimiento, reputación y web tienen su origen en el comportamiento de los usuarios sobre el canal online, cada uno desde su punto de vista, pero con el mismo origen y sobre el mismo soporte. Aquí es donde entra en juego la Inteligencia Social.

Por Inteligencia Social entendemos todos aquellos mecanismos que nos van a permitir combinar estas fuentes de información (analítica web, reputación y rendimiento) para tomar decisiones sobre cómo mejorar los indicadores del canal online, o incluso de nuestro Negocio en general.

Nos permite, por ejemplo determinar, el impacto de ciertos comentarios (positivos o negativos) en las redes sociales sobre el número de visitas, índices de abandono o incluso conversiones, o el impacto que tiene fallos en el rendimiento sobre la percepción de la experiencia de uso de nuestro canal.

Hemos establecido ya unos primeros indicadores comunes y la forma de representarlos en un cuadro de mando único, que mediante alertas nos ayudará a apalancar nuestro negocio y a decidir cuándo tenemos que tomar determinadas acciones.

¿Quieres saber más? ¿Hablamos?

22 Marzo 2011

Existe un debate que lleva abierto mucho tiempo sobre los derechos de autor, las descargas ¿ilegales?, el acceso a los contenidos digitales.

Nadie se pone de acuerdo y cada una de las partes tira para su lado:

  1. Los internautas quieren acceso a contenidos digitales sin límite,
  2. Las operadoras de telefonía quieren incrementar el parque de instalaciones de conexiones de banda ancha. Una reflexión, sin posibilidad de descargar, ¿quién quiere un ADSL de 10MB en casa?,
  3. Los autores quieren ver recompensada su labor,
  4. Los colaboradores de los autores quieren mantener sus puestos de trabajo,
  5. Los editores, productores y distribuidores no quieren perder su (enorme) parte del pastel,
  6. Las Sociedades de Autores quieren incrementar sus ingresos,
  7. De los políticos paso de hablar u opinar.

Son demasiadas partes para ponerse de acuerdo.

Yo tengo mi visión (sesgada) al respecto y quisiera compartirla. Teniendo en cuenta que:

  • Disfrutamos de las conexiones de banda ancha más caras de Europa. No lo digo yo, lo dice la CMT en un informe de finales de 2009 (pdf. 1,3MB).
  • La diferencia de precio entre un contenido digital (por ejemplo una disco en iTunes cuesta alrededor de 10€ y físicamente hasta 20€, los libros apenas tienen una diferencia del 15% de su formato papel a formato electrónico).
  • El consumo de contenidos (digitales) se está diversificando, del papel hemos pasado a la tinta electrónica, de las salas de cine a la televisión y a los tablets, de la televisión a los smartphones y tabletas digitales, etc. En el informe de Oportunidades de negocio los derivados digitales (pdf. 0,5MB) realizado por Rooter hay algunas conclusiones interesantes, ¡gracias @rooter_cd!
  • La gente no va a dejar de ir al cine, comprar discos, comprar libros, comprar películas pero cada vez somos más selectivos. Por ejemplo (y no quiero herir sensibilidades) ¿cuánta gente a ido a ver Torrente 4 y cuanta la galardonada Pa Negre?
  • Quizá hoy en día el consumo de cultura sea el más alto de la historia -a pesar de que no tengo datos para refrendarlo- gracias, sobre todo, a internet.
  • Hoy nos podemos permitir el probar-antes-de-comprar. Antes te comprabas un disco (o sus versiones Casette, CD, etc), pelabas el envoltorio y te lo comías con patatas, aunque sólo mereciera la pena la canción que suena en la radio o en un anuncio de televisión. Hoy puedes escuchar, ojear, ver antes de decidirte a comprar.
  • Hay usuarios que jamás querrán pagar por esos contenidos digitales, pero hay otra legión que ve justo compensar económicamente a los generadores de contenidos; vale, y a los productores y distribuidores.
  • El almacenamiento físico es hoy en día tan barato que incluso puedes disponer de un disco duro virtual de hasta muchos Gigas para guardar lo que quieras y acceder prácticamente desde cualquier lugar del mundo. ¡Bienvenidos a la era en-la-nube!

Dicho todo esto, esta es mi proposición. ¿Por qué no disponer de una tarifa plana mensual de acceso a la banda ancha que incluya el acceso ilimitado de consumo (no descarga) de todos los contenidos digitales?

Con esto parte del exceso que pagamos por nuestras ADSL pasaría directamente a una comisión que gestionaría el pago justo del consumo de contenidos a los autores, distribuidores, etc.

¿Comentarios?

29 Julio 2010

iPad

El ipad lleva ya algunas semanas por mi casa y creo que es un buen momento para hacer una reflexión sobre su uso y su adaptación al entretenimiento familiar, por que creo que eso es precisamente para lo que ha sido concebido -aunque ni la mismísima Apple lo sepa-.

El tiempo de adaptación al dispositivo fue inmediato; seguro que ayuda el hecho de que ya tuviéramos un iPod Touch en casa.

¿Para qué lo usamos principalmente?

Para ocupar aquellos momentos en los que normalmente encenderías directamente la TV y te tragarías cualquier cosa de cualquier canal (excepto un par de ellos que ni siquiera tenemos sintonizados).

¿Qué hacemos con el iPad?

Empezamos utilizándolo como marco de fotos, pero hasta que no conseguimos la funda oficial era complicado mantenerlo en vertical, por lo que este uso se ha ido haciendo más y más pequeño.

Navegar por internet, creo que es el objetivo principal de los adultos, y para los menores ver videos del disco duro o pasarse horas en youtube.

Hemos descargado algunas aplicaciones de juegos y música que a veces usamos también, pero con mucha menor frecuencia, excepto aquellas de F1 y MotoGP que son espectaculares para hacer un seguimiento de las carreras.

¿Almacenamiento?

Yo tengo la versión de 16GB y creo que con lo que le hemos cargado de fotos, videos familiares, videos musicales, música, etc. no llegamos ni a la mitad. A no ser que quieras cargar toda la discografía de Mozart, o todos los capítulos de Eastenders, será más que suficiente. Siempre puedes ir cambiando contenidos.

¿Necesitamos 3G?

No, en absoluto. iPad se ha acomodado a nuestras casas como un electrodoméstico más. No creo que lo saquemos nunca de allí. Es demasiado pesado para ir con él en el metro o por la calle.

¿Se justifica el precio?

Si eres un geek, desde luego; pero en mi modesta opinión creo que el precio del dispositivo es demasiado elevado (a pesar de que lo he pagado sin pestañear).

17 Marzo 2010

Brotes verdes

Hace ya muchos meses que estamos metidos en medio de una durísima crisis que en mi opinión (humilde) nos ha afectado especialmente en España por el ladrillo. Durante muchos años los gobiernos locales y autonómicos (de ambos bandos) favorecieron desarrollos urbanísticos desmedidos que trajeron:

  • la creación de múltiples empresas constructoras o promotoras, e inmobiliarias, la mayor parte de ellas dirigidas por gerentes que no sabían lo que estaban haciendo
  • la necesidad de materiales de construcción y personal para ejecutar las obras
  • los polígonos industriales crecen y los servicios de éstos también (restaurantes principalmente)
  • la ansiedad de los bancos por conceder hipotecas
  • la ansiedad de los ciudadanos por acceder a una vivienda mejor

Los resultados de la crisis ya la hemos visto todos, promociones cerradas: ya no hacen falta ni materiales -con lo que muchas empresas pequeñas que vivian en la abundancia en los polígonos industriales han tenido que cerrar, y los restaurantes también-, el personal se ha marchado a la cola del paro o a hacer ñapas bajo cuerda para sobrevivir; constructoras, promotoras e inmobiliarias han cerrando dejando, en muchos casos, a muchos clientes con el culo al aire; los bancos ya no dan préstamos ni hipotecas; los propietarios tienen que malvender si es que consiguen encontrar un comprador al que le concedan la hipoteca. Un desastre vamos.

Perdón por todo el rollo anterior, es que si no explotaba.

Vivo en un pueblo del suroeste de la provincia de Madrid, que como (casi) todos ha sufrido el proceso de expansión urbanística sin medida. El resultado de la crisis fue un montón de promociones y construcciones que o bien no empezaron, o se quedaron a medias.

¿Dónde veo los brotes verdes? Hay cuatro promociones paradas que han retomado la actividad (una de ellas estuvo parada casi 15 meses). El resultado es que ahora hay actividad, hay obreros trabajando, hay personal que llena los restaurantes de menús o los supermercados.

En definitiva, tengo la sensación de que poco a poco, las cosas se van arreglando. Además, no me creo nada de lo que dicen los analistas. Ni supieron ver venir la crisis, ni tienen ni la más remota idea de cuándo pasará el temporal... y encima ganan un dineral por ello.

4 Febrero 2010

Donuts

Estoy seguro de que recuerdas esa (deliciosa) sensación de ir a una panadería y pedir un Donuts, verlo allí brillante en su caja, brillante, fresco... y al morderlo sentías ese (incomparable) crujir del azúcar, ese (inconfundible) sabor y esa (extrema) sensación de bienestar...

Pues esos tiempos hace mucho que acabaron cuando se decidió el paso a los (asquerosos) envases individuales. Quizá se haya ganado en higiene, pero el resto se ha perdido. Ahora están como húmedos, no crujen, saben a artificial...

Primero fue la desaparición de las pastillas de leche de burra, luego el cierre de la cadena Wendy's, después el cambio de receta de las magdalenas de La Bella Easo y la Coca Cola, ahora los donuts... ¡menos mal que aún quedan los Tigretones, los Bony y las Panteras Rosas.

Supongo que me estoy haciendo viejuno.

3 Febrero 2010

Gripe A

¿Alguien sabe qué ha pasado con la Gripe A?